Sumérgete en la dulzura

 

¿Recuerdas la sensación de acogida de una madre? ¿Tienes presente la sonrisa cómplice de un niño? ¿O has experimentado esa caricia que te hace sentir entre algodones?

 

PRIMER PASO, tiempo y lugar

Procúrate 20 ó 30 minutos para ti y busca un lugar tranquilo y armonioso.

 

SEGUNDO PASO, tener presente la idea.

Para estar 5 minutos , cada vez que desees, en ese estado, primero tienes que clarificar qué es para ti la dulzura.

Para ello te voy a sugerir posibilidades y luego te pediré que evoques un momento parecido.

La D. se relacionas con la suavidad, la placidez, la ternura que puede sentir en persona, animal o cosa, el carácter bondadoso, agradable, amable y cariñoso de una persona que muestra esta actitud a través de sus palabras y en su forma de portarse.

Tiene que ver también con  la bondad de una persona. Puedes pensar en la expresión que se  muestra en la relación tan importante que se establece entre abuelos y niños.

La generosidad emocional de quien sabe ponerse en el lugar del otro.

O sensaciones físicas, también relacionadas con la suavidad, la caricia, o en simples actos llenos de profundidad y significado, como la sensación de amparo de una madre,   la sonrisa cómplice de un niño o la contemplación armoniosa de la naturaleza en un día acogedor.

 

Ahora ¿qué ha evocado en ti estas ideas?. Relaciónalo con algo que has vivido

 

TERCER PASO, experimentar.

Ahora relájate el tiempo que necesites, respira suavemente y deja que todos los músculos pierdan su tensión. Procura imaginar que estás en un lugar al amparo de cualquier influencia externa.

Cuando estés relajado, reproduce el momento o sensación que has elegido. Pero hazlo alargando el preámbulo. Si es ir al encuentro de alguien querido, imagina el camino para hacerlo, los momentos antes, o si es una sensación, rememora lo que ocurra minutos antes de tenerla.

Desarrolla los detalles de la experiencia, de modo que puedas “estar ahí”. Este es un derecho tuyo, algo que puedes experimentar.

Si aparecen asociaciones, cuando te des cuenta, déjalas pasar, no luches con ellas, y céntrate de nuevo en lo que estás experimentando.

Al acabar, rodea de un marco brillante lo que has vivido, ¡Es tuyo!, y como si pudieras cogerlo entre tus manos, ponlo a tu derecha y ten la idea que durante el día va a estar contigo, que forma parte de ti.

 

Desde Asociación Gokai a continuación os presentamos diferentes cursos de meditación tanto a nivel de meditación presencial como meditación on-line por si deseas realizarlo desde tu casa y a tu ritmo.

 

Aprende meditación con nosotros : Nivel 1, Nivel 2

Y también On-line : Nivel 1Nivel 2

 

www.gokai.es

 

Ricard Montero i Costa

Master Reiki Gendai Reiki, Reido Reiki, Komyo Reiki, Tibetana, Karuna.

Formador de maestros y monitores

Monitor Meditación, relajación, Sugestión, investigación del Karma

Psicólogo clínico e industrial.

Economista.

Presidente Asociación Gokai de Terapeutas.

Centro colaborador Federación Española de Reiki

 

Este contenido está restringido a los miembros del sitio. Si eres un usuario existente, por favor, accede. Los nuevos usuarios pueden registrarse a continuación.