Profundicemos en la ansiedad: El Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG)

Después de una aproximación sobre la ansiedad, definiéndola e indicando sus tipos hoy os presentamos una patología que tiene como base este mecanismo: el Trastorno de Ansiedad Generalizada.

Las últimas investigaciones realizadas tienen como resultado un aumento de manera considerable los casos de personas a las que les invade la ansiedad.

Es importante poder diferenciar: No es lo mismo vivir una época de ansiedad que  presentar un Trastorno de Ansiedad Generalizada. No hay que caer en el fácil diagnóstico.

Pero ¿Qué pasa con la ansiedad cuando se da de una manera extrema que interfiere en la calidad de vida de la persona? ¿Qué es el Trastorno de Ansiedad Generalizada?

El Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG, de ahora en adelante) es una psicopatología mental que tiene dos conceptos que la caracterizan: la angustia y la preocupación sostenidas y que incapacitan en el desarrollo cotidiano de la vida.

Como indicamos en entradas anteriores la ansiedad es una emoción natural que se desencadena como respuesta ante una situación de peligro o amenaza y que está integrada por tres tipos que ya explicamos: ansiedad fisiológica, ansiedad cognitiva y ansiedad conductual. La persona con TAG puede presentar un tipo en concreto o las tres de manera conjunta.

Por otro lado, la preocupación es aquella inquietud o temor que se da ante una situación que no es controlada, y que, alarma a la persona que mantiene la atención focalizada en los asuntos que le invaden. Este tipo de preocupaciones suele ser por la familia, el trabajo, la situación económica, etc.

Además pueden recogerse síntomas como la sensación de tener los pelos de punta, la facilidad para fatigarse, problemas de concentración, irritabilidad, tensión muscular y también puede hacer problemas de sueño. Todos ellos pueden consultarse en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5).

Sin embargo, lo que realmente constituye un tema de salud, no es vivir un tiempo stressante o sentir inquietudes que se pueden explicar y objetivar, sino que este estado de ánimo interfiera en la vida corriente y no poder disminuir por voluntad propia ese estado.

Cuando de forma sostenida en el tiempo la persona no puede relacionarse con los demás satisfactoriamente, o desempeñar su trabajo o tareas domésticas, es cuando se considera trastorno.

Visto desde fuera del entorno terapeútico, es una gran , aunque difícil, oportunidad para aprender técnicas de control y adueñarse del estado de ánimo de uno mismo, comenzando a comprenderse, y lo más importante, conocerse.

 

 

Ricard Montero i Costa

 

 

logocolaborador

      Formación en meditación 1

      Formación en meditación 2

      Formación en autosugestión

      Formación Reiki 1

      Formación Reiki 2

      Formación Reiki 3

                                                             Maestría de Reiki

Otras formaciones, como Registros AkáshicosMonitores de relajación etc. pincha en “Aprende a ser lo que eres con nosotros” y te atendemos.

Aprende a ser lo que eres con nosotros

 

Ricard Montero i Costa

Master Reiki Gendai Reiki, Reido Reiki, Komyo Reiki, Tibetana, Karuna.

Formador de maestros y monitores

Monitor Meditación, relajación, Sugestión, investigación del Karma

Psicólogo clínico e industrial.

Economista.

Presidente Asociación Gokai de Terapeutas.

Centro colaborador Federación Española de Reiki

 

Este contenido está reservado a los miembros del sitio web. Si usted es miembro, por favor identifíquese. Si usted no es miembro, regístrese.