Pensando en la vuelta después del covid-19

Cuando se piensa en “la vuelta”, algunos creen que el virus ya no estará. Entiendo que afectará menos, pero esta y otras infecciones dudo que se erradiquen del todo. A nivel planetario, casi nunca ocurre.

Pero esta no es la cuestión, pues me ocupa lo que otros creen: En “la vuelta”, estaremos en una economía muy cambiada, parecida a la de la post-guerra española, aún con las diferencias de no estar aislados como en esa época. Y soy uno de ellos.

Alguno de los asesores del Gobierno Español lo debe saber. Hablan de Renta mínima, finalmente la versión moderna de una cartilla de racionamiento.

Pueden leer aquí los efectos devastadores: https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_de_Espa%C3%B1a_durante_el_per%C3%ADodo_de_autarqu%C3%ADa

Según Friedman el sostenimiento de este defectuoso sistema de capitalismo productivo se basa en lo mismo que el equilibrio de una bicicleta en marcha. Si se detiene la rueda, puede caerse todo el sistema, como el ciclista.

Cuando tenía 23 años hablando con un hombre gallego que ese día descubrí era rico, inesperadamente nos encontramos con un tema de conversación curioso: Quién tenía necesidad de asegurar sus bienes con una póliza de seguros?

El hombre, que para nada era ostentoso, afirmaba que quien puede comprarse un bien sin crédito y con capital sobrante, solo debe asegurarlo por el mínimo obligatorio, sobre todo la responsabilidad hacia terceros. Pero el bien en sí al mínimo. Y que quien no pueda hacerlo ha de emplear recursos para un buen seguro. En lugar de seguro, podemos trasladarlo a una buena previsión.

Concluí que pobreza y falta de previsión causan mayor pobreza en caso de siniestro. El que no  puede volver a pagar sus bienes, si no los asegura, se arriesga a la pérdida completa, mientras que el rico no.

Cometimos el error de recortar lo más importante: El sistema de Salud, y no hemos sido rápidos en tomar decisiones. Somos el pobre que no aseguró sus bienes y ahora nos empobrecemos más. Ojalá pongamos los recursos donde es importante y aseguremos el futuro.

Una vez visto qué puede ser “la vuelta”, hay que matizar que la crisis del coronavirus no será igual para todos, y si el efecto de la crisis del 2008 ha sido acrecentar las diferencias entre acomodados, ricos, pobres y clase media, en perjuicio de esta última y el acreciento de la clase más pobre, ahora esto ocurrirá aún más en la misma línea..

Sin duda es necesario restaurar la confianza en el sistema o plantear uno nuevo para que se vuelva a invertir en las pymes, garantizar los cobros e incentivar el consumo.

Sí, pero hay que realizar un análisis de las debilidades, pues si no minoramos de algún modo las diferencias entre clases sociales que podrán ser abrumadoras, corremos muchos más riesgos que los actuales.

Ni es necesario consumir ni producir tanto, ni volar en tantos aviones y viajar para después contar la gran aventura, sino solo producir y viajar lo suficiente, huyendo del deseo innecesario o artificial, pero equilibrando a nuestros hermanos en una vida más equitativa y sana y viviendo una vida de verdad, la aventura en uno mismo.

Menos carne y más productos naturales, menos armamento y más investigación en todos los campos; vivir una vida más sencilla y próxima con tiempo para los demás. Esta es la sociedad sin tiempo, impaciente. Promover la investigación dirigida a mejorar la vida y por fin, dejar de lado los nuevos dioses o gladiadores, futbolistas que solo por saber chutar llenan estadios parecidos a los romanos y les pagamos millones en detrimento de esa capa de pobreza que he mencionado, o esas operaciones musicales donde demostramos en unas semanas que alguien que hemos escogido entre muchos que lo hacen bien, una vez puestos los medios, es un artista de éxito y millonario.

Qué modelo es este.

Por fin los aplausos no se dirigen al futbolista o al que genera dinero en detrimento de otros, sino a los que cuidan la vida. Extraña conciencia ahora. Pero bienvenida. Sostengámosla. Y no solo al sanitario. Hay miles de personas y otros oficios al margen de los sanitarios que contribuyen silenciosamente y necesitan nuestro aplauso.

Seamos constructivos, comedidos y sin parar la rueda de la bicicleta, que baje el ritmo. Dejemos de lado todos los excesos y protejamos y crezcamos en lo que verdaderamente importa.

 

Ricard Montero i Costa

 

 

logocolaborador

Formación en meditación 1

Formación en meditación 2

Formación en autosugestión

Formación Reiki 1

Formación Reiki 2

Formación Reiki 3

Maestría de Reiki

Otras formaciones, como Registros Akáshicos, Monitores de relajación etc. pincha en “Aprende a ser lo que eres con nosotros” y te atendemos.

Aprende a ser lo que eres con nosotros

 

Ricard Montero i Costa

Master Reiki Gendai Reiki, Reido Reiki, Komyo Reiki, Tibetana, Karuna.

Formador de maestros y monitores

Monitor Meditación, relajación, Sugestión, investigación del Karma

Psicólogo clínico e industrial.

Economista.

Presidente Asociación Gokai de Terapeutas.

Centro colaborador Federación Española de Reiki

Este contenido está reservado a los miembros del sitio web. Si usted es miembro, por favor identifíquese. Si usted no es miembro, regístrese.