Firmeza Espiritual

 

Durante años lo que llamamos «Nueva Era», se ha predicado una espiritualidad con apariencia  a veces en extremo sensible o a veces excesivamente omnipotente.

Lo mismo que resulta fácil asociar reminiscencias del catolicismo o otras prácticas religiosas cuando hablamos de espiritualidad.

Sin embargo , en este breve artículo, me permito puntualizar estos dos aspectos:

 

Doctrina en lo espiritual:

 

Se observa cierta mezcla, que en sí misma no perjudica, siempre que sea consciente.

La doctrina, las podemos definir como  la conclusión final de una experiencia o práctica individual o colectivo, en forma de moral, mandato, ética y contenidos concretos  plasmada en escritos e instituciones, así como la reproducción de dicha experiencia o práctica.

Sin embargo la espiritualidad es la búsqueda de la verdad, es la práctica en sí, es , lo que en fenomenología religiosa, llamamos la experiencia de lo numinoso (la experiencia de lo sagrado).

Bien es cierto que el Ser espiritual entresaca su propia referencia, moral o idea, y que el religioso, puede ser espiritual y seguir en esa búsqueda y práctica de la técnica.

Sea como sea, son cuestiones relacionadas pero distintas.debil

Abogo constantemente por la búsqueda y práctica de la espiritualidad sin doctrina. Cada uno encontrará su creencia concreta o referente en alguna ya existente, pero de este modo, desde la espiritualidad, puede seguir compartiéndola con todos, al margen de su conclusión final.

 

Y lo que más quería destacar:

Firmeza espiritual o Sensibilidad Espiritual:

 

La creencia que el ser «practicante» , que sigue su espiritualidad, es débil, cuentista, un «ido» o que solo vive en su mundo, que está sometido al imperio del dolor, que su compasión le lleva a la pena , es una falacia.

Quien sigue la práctica,  es muy sensible al dolor ajeno, pero no lo hace propio. Como explica el karuna, trabaja para evitar el dolor en los seres vivos, pero sabe que no sirve a nadie sufrir con ellos.

Y qué pasa con la percepción el padecimiento de los propios dolores y alegrías.

En esa parte, al revés de lo que se fomenta y se cree, el ser espiritual es implacable. Es dueño de su espacio interior. Observa, percibe, pero no se aferra a los movimientos de la mente. Al contrario , en estados avanzados, decide cuáles son sus tendencias , las define y se empodera de su energía mental.

Hay mucha sensibilidad, muy fina, a cualquier cambio, pero ninguna debilidad, ni omnipotencia, sino un sólida Firmeza, decisiva.

 

El Ser espiritual decide su propia felicidad, observando y aprendiendo de su experiencia.

 

Enlaces que pueden ayudarte a caminar hacia la firmeza espiritual:

 

Reiki  (cursos de Reiki Barcelona)
Meditación (Meditación presencial o meditación on-line)
 Mira los cursos que tenemos programados.

firma blogs

Este contenido está restringido a los miembros del sitio. Si eres un usuario existente, por favor, accede. Los nuevos usuarios pueden registrarse a continuación.