Enuresis

Permítanme introducir el tema de la enuresis (Emisión involuntaria de orina no correspondiente a la edad de la persona).

**Lee al final del artículo las causas emocionales.

Definimos la enuresis con base emocional. según la CIE  (CIE – 10) como “trastorno caracterizado por la emisión involuntaria de orina, durante las horas diurnas o nocturnas, que es anormal para la edad mental del paciente y no es consecuencia de una falta de  control vesical secundaria a causa de un trastorno neurológico, a ataques epilépticos o a alguna anomalía estructural del tracto urinario”.  También puede darse de una manera intencionada y voluntaria, tal y como lo especifica en la explicación de los criterios a cumplir justo después de esta definición aportada.

 

Es importante indicar que el desarrollo madurativo biológico del niño en este aspecto se alcanza a la edad de los cuatro años, presentándose un trastorno en el caso de que el niño no pueda realizar dicha contención a partir de dicha edad (se suele partir de los cinco años) ya que se considera que ya es maduro biológicamente y no tiene por qué presentarla.

 

De nuevo, es muy importante remarcar en este caso que la enuresis se descarta cuando el niño presenta dificultades biológicas del tracto urinario, y en casos en que si se presente, no se descarta un trastorno emocional. Estableciendo un breve resumen, la enuresis se diagnostica cuando no hay trastornos biológicas y si se diagnostica, puede subyacer una patología de tipo emocional.

La enuresis puede clasificarse en diferentes tipos:

  • Solo enuresis nocturna: Es el trastorno caracterizado por la presencia de emisión durante la noche.
  • Solo enuresis diurna: Es el trastorno caracterizado por la presencia de emisión durante el día.
  • Enuresis nocturna y diurna: Es el trastorno caracterizado por presentarse tanto de día como de noche.
  • Enuresis primaria: Es el trastorno que se ha dado por primera vez, sin ningún tipo de antecedente anterior.
  • Enuresis secundaria: Es el trastorno que se ha dado después de una primera vez, es decir, hubo una enuresis primaria que evolucionó favorablemente, el niño ha pasado un periodo de seis meses sin presentarla y de nuevo, ha vuelto a la enuresis.

 

Actualmente se disponen de diversas técnicas o métodos para tratarla, desde programas conductuales, de higiene, rutinas y dispositivos que ayudan a controlar la micción y sobretodo de reeducar al niño en sus hábitos.

A la hora de tratar a un niño con enuresis, bajo ningún concepto se le ha de castigar. Una actividad muy positiva seria la elaboración de un calendario con los días de la semana y poner una pegatina en los días en los que el infante no haya presentado dicha conducta, estableciendo una recompensa a final de mes si se ha cumplido el objetivo.

** CAUSAS EMOCIONALES

  ** Ahora bien, cuando hemos descartado causas orgánicas, nos interesa saber que el niño a raíz de descubrir que es valorado positivamente el control de los esfínteres, si vive episodios de pena o rabia, en su mundo inconsciente y de fantasía, descubre que también puede emplear para “atacar” con su orín al mundo que le rodea.

Es una forma de agresión inconsciente si es de noche. Podemos observarlo también en sueño donde hay ahogados, que en realidad no es en agua, sinó con la orina que “fantásticamente”, puede emplearse para eliminar a los molestos externos.

A esta forma de agresión se le llama en el psicoanálisis “sadismo uretral”.

Lógicamente las soluciones no pasan tanto por las famosas pautas conductistas, que son interpretadas como más represión, sino en averiguar las causas de la insatisfacción o sufrimiento del niño, y poner remedio a la causa, no a su consecuencia que es la micción “involuntaria”.

 

 

Desde Asociación GOKAI creemos de especial importancia mencionar que esta entrada no tiene objetivos meramente diagnósticos, sino únicamente informativos. Es importante que si se dan este tipo de conductas o características se pongan en manos de un profesional titulado con el objetivo de establecer un diagnóstico, descartar otras patologías e iniciar unas pautas a seguir tanto por parte de los padres como del niño con el objetivo de eliminar este tipo de conductas siempre en el caso que sea necesario y así lo crea un experto.

Ricard Montero i Costa

 

 

logocolaborador

      Formación en meditación 1

      Formación en meditación 2

      Formación en autosugestión

      Formación Reiki 1

      Formación Reiki 2

      Formación Reiki 3

                                                             Maestría de Reiki

Otras formaciones, como Registros Akáshicos, Monitores de relajación etc. pincha en “Aprende a ser lo que eres con nosotros” y te atendemos.

Aprende a ser lo que eres con nosotros

 

Ricard Montero i Costa

Master Reiki Gendai Reiki, Reido Reiki, Komyo Reiki, Tibetana, Karuna.

Formador de maestros y monitores

Monitor Meditación, relajación, Sugestión, investigación del Karma

Psicólogo clínico e industrial.

Economista.

Presidente Asociación Gokai de Terapeutas.

Centro colaborador Federación Española de Reiki

Este contenido está reservado a los miembros del sitio web. Si usted es miembro, por favor identifíquese. Si usted no es miembro, regístrese.

Usuarios Existentes Entrar
   
Registro de Nuevo Usuario
*Campo Obligatorio