Aprendiendo a Ganar y aprendiendo a Perder

Cuando tenía cerca de los 3 años me quedaron grabados algunos recuerdos que han ido creciendo en significado.

Uno, es que después de enfadarme mucho por haber perdido en algún juego, mi padre me decía seriamente “debes aprender a perder”.

Con los años los significados van adquiriendo profundidad. Ahora entiendo que “saber perder”, es saber despedirse, es saber dejar pasar el objeto mental y no aferrarse. No se trata en absoluto del ejercicio de aceptación después de un juego, sino del aferramiento, el desprendimiento.

En tu vida , son muchas las vivencias, relaciones, instituciones, lugares etc., con los que te vinculas. Creo que eso está bien, y que forma parte de la experiencia.

En nuestro planeta, en nuestra existencia densa, todo está versado en el límite. No hay nada que no esté limitado, en su misma forma y dimensión, así como en el tiempo. Vincularse con algo que sucede por un tiempo, permite la experiencia del límite, algo muy nuevo para el Ser, que es radicalmente ilimitado. En parte, por eso nos encarnamos, aquí y multidimensionalmente.

Sin embargo, la única forma que tenemos de experimentar el límite completamente,  es perderlo, esto es, que una vez conocido, puedo soltarlo, dejarlo pasar. Eso me acerca a una conciencia algo mejor, más sosegada, porque no lo necesito y he aprendido a dejarlo pasar.

Sea como sea, a raíz de ese comentario de mi sabio padre, empecé a relacionarlo con otros que podían parecer contradictorios.

4 Años después, con mis 7,  él perdió una esposa y yo una madre. He visto con los años que esta situación se repite en personas que yo he admirado mucho, así como el que sea una tía que tome su lugar. Pero esto ahora es anecdótico, lo relevante es la relación con la pérdida de nuevo, pero desde la conciencia que he comentado.

El comentario de mi padre era “todo está en tu mente, lo que existe y lo que no existe. Mamá vive dentro, puesto que la recuerdas y reaccionas a su recuerdo”. Ah… de forma que puede “existir” lo que yo decida, de modo que una vez he aprendido a perder, puedo aprender a ganar.

La conciencia que sabe dejar pasar, es dueña de sí misma. Puedes vaciarla del todo , en el “sin mi mismo” del anatman, o decidir esto que acabo de explicar que en meditación de segundo nivel llamo: Empoderarse.

Si, me empodero del “Yo soy”, el OM enlazado a la Energía Prístina, y también decido qué contenido, vivencia, emoción, pensamiento, hay en el seno de mi conciencia y en qué estado se encuentra. Y por lo tanto, aprendo a ganar y capitalizar , porque también sé perder y dejarlo pasar. Es una decisión lúcida, porque procede de mi voluntad de realizarla, no de mi necesidad.

 

Aprende a ser lo que eres con nosotros, desde Asociación Gokai tienes a tu disposición diferentes cursos de Reiki, Meditación, Sugestión para tu crecimiento personal.

www.gokai.es

 

Ricard Montero i Costa

Master Reiki Gendai Reiki, Reido Reiki, Komyo Reiki, Tibetana, Karuna.

Formador de maestros y monitores

Monitor Meditación, relajación, Sugestión, investigación del Karma

Psicólogo clínico e industrial.

Economista.

Presidente Asociación Gokai de Terapeutas.

Centro colaborador Federación Española de Reiki

 

Este contenido está restringido a los miembros del sitio. Si eres un usuario existente, por favor, accede. Los nuevos usuarios pueden registrarse a continuación.