Apego reactivo (RAD)

En la mayoría de los casos, cuando vemos a un bebé o a un niño pequeño aparecen de modo natural reacciones y muestras de afecto y de protección despertando cierta ternura, transmitiendo ese cariño mediante hechos y gestos que impliquen este aspecto, sobre todo si se encuentra en una situación en que necesita protección.

Con muy poca frecuencia, observaremos que el niño muestra inhibición y retraimiento hacia la madre o a sus cuidadores principales, sin corresponder a las muestras mencionadas de amor. y no expresa sentimientos o emociones de afecto hacia ellos, no busca ayuda ni consuelo ni se deja consolar. En ese caso es posible que nos encontremos con un “trastorno de apego reactivo”

Por ejemplo, cuando un niño sufre una caída, rápidamente acude a su figura de apego para ser consolado y atendido sobre sus posibles heridas. En el caso de un niño que presente este trastorno no buscaría ese refugio o consuelo.

Además, suele acompañarse de una alteración tanto a nivel social como emocional: El niño no se expresa emocionalmente, no establece interacción social ni muestra sentimientos positivos ni de afecto a las otras personas, y en el caso de que muestre prima la irritabilidad y la tristeza ante situaciones que no se corresponden con estas respuestas.

Estos menores han experimentado una situación negligente sobre su cuidado como no cubrir las necesidades básicas de alimentación, higiene, vestimenta o afecto, o incluso maltrato repetido.

También es posible que se dé cuando la figura de apego ha sido muy cambiante, resultando que el niño no pueda establecer un vínculo con el cuidador y si lo establece, este es cambiado en cortos periodos de tiempo, como pueden ocurrir en niños que no tienen la tutela de los padres y van cambiando de institución e institución, produciéndose así cambios en las figuras cuidadoras y por ende no estableciendo posibilidad de poder tener un apego fijo.

Estos signos han de presentarse antes de los 5 años de edad.

Desde Asociación GOKAI creemos de especial importancia mencionar que esta entrada no tiene objetivos meramente diagnósticos, sino únicamente informativos.

Es importante que si se dan este tipo de conductas o características se pongan en manos de un profesional titulado con el objetivo de establecer un diagnóstico, descartar otras patologías e iniciar unas pautas a seguir tanto por parte de los padres como del niño con el objetivo de eliminar este tipo de conductas siempre en el caso que sea necesario y así lo crea un experto.

Ricard Montero i Costa

logocolaborador

Formación en meditación 1

Formación en meditación 2

Formación en autosugestión

Formación Reiki 1

Formación Reiki 2

Formación Reiki 3

Maestría de Reiki

Otras formaciones, como Registros Akáshicos, Monitores de relajación etc. pincha en “Aprende a ser lo que eres con nosotros” y te atendemos.

Aprende a ser lo que eres con nosotros

Ricard Montero i Costa

Master Reiki Gendai Reiki, Reido Reiki, Komyo Reiki, Tibetana, Karuna.

Formador de maestros y monitores

Monitor Meditación, relajación, Sugestión, investigación del Karma

Psicólogo clínico e industrial.

Economista.

Presidente Asociación Gokai de Terapeutas.

Centro colaborador Federación Española de Reiki

Este contenido está restringido a los miembros del sitio. Si eres un usuario existente, por favor, accede. Los nuevos usuarios pueden registrarse a continuación.