¿Qué es una crisis personal?

Nuestra creatividad y capacidad de analizar los hechos (y los no hechos) desde distintos ángulos definen como incompleto cualquier acercamiento al concepto de Crisis.

De todos modos, aquí solamente tratamos de dar un instrumento para poder identificar qué es, cuándo se presenta, formas de enfocar, etc.

Casi todo el mundo tiene un referente claro de lo que es el estado del bienestar. Claro está que a la hora de explicarlo, variarán las palabras y aquello en lo que más peso ponemos y sin embargo, a un nivel más íntimo,  todos sabemos cual es nuestro punto de referencia “bueno”, “estable”, “positivo”que podemos unificar con estas palabras: bienestar, comodidad, alegría, motivación.

En el acontecer de la vida, del día a día, en un momento determinado, tenemos una nueva percepción, un desajuste, desarmonía, aquel referente de comodidad y bienestar queda lejos, se ha perdido.
Además aparecen cuestiones sobre los aspectos fundamentales de nuestro proyecto de vida…o ya no hay proyecto…o no hay tampoco respuestas claras a estas preguntas…hay confusión.
Y todo esto puede ir acompañado (o precedido) de síntomas que nos pueden hacer la vida imposible, que suelen afectar a las funciones elementales del vivir, funciones orgánicas y la salud corporal , emociones que necesitamos estables, el sueño, el relacionarnos con los demás, nuestra capacidad de trabajar o desenvolvernos solos.

A veces simplemente se presentan dudas que por sí mismas, aunque no entrañen tristeza o dolor, sí nos alejan de nuestro bienestar referente….llevan a lo que hemos llamado confusión…por ejemplo, una decisión laboral o de otro tipo, aún en medio de una buena situación general.

Es una forma somera de describir qué es una crisis personal, tanto en un caso como en el otro.

Puedo adelantar aquí que los acontecimientos de la vida, incluso los dolorosos, están revestidos de significado…la crisis no ha venido porque sí, no existe el dolor gratuito o situaciones de confusión solo circunstanciales.
Este conjunto, este malestar o indecisión, merece la pregunta: ¿Por qué?¿Solo tenemos los problemas que vemos, o hay algo más?