¿Por qué Reiki?

para curriculum

Desde los 17 años he estado buscando una forma de aumentar el bienestar y la felicidad, de hecho intentaba literalmente buscar sus componentes como una forma de contribuir a combatir la tristeza en este mundo.

Experimenté en esa época tan joven, con los recursos y la autoayuda que tenía a mi alcance y en mí mismo, y ciertamente logré mejorar mi actitud mental y mi forma de pensar hacia contenidos positivos y constructivos. Los cambios ocurridos fueron más que evidentes, y pude observarlos además en compañeros que me acompañaron en este proceso.

Mis estudios de Psicología aportaron nuevo conocimiento, aunque mucho más la introducción a la Psicodinámica y el Psicoanálisis. La aparición años después de nuevos peldaños que escalar, me llevaron a aplicar el psicoanálisis durante bastante tiempo.

En este caso lo pretendido fue el conocimiento de mí y de los mecanismos universales de la emoción, en el curso en la historia individual.

Saber quién era en este mundo implicó integrar distintos aspectos del Yo, los alcanzables y los más ocultos, el desarrollo de la observación y del conocimiento para comprender, dentro y fuera de mí mismo, mientras paralelamente aparecía la meditación como instrumento fundamental.

En ese tiempo más adulto, en la experiencia terapéutica o formativa con pacientes y personas me apercibía de que el destino, tendencia o karma aún pesaba mucho…quedaba por explicar el por qué hay un hilo de vida, un argumento incluso fuera de uno mismo, aquello que se repite, o saber si realmente lo que vemos es toda la realidad.

Quedaba por explicar el motivo último de la alegría y del dolor, por qué venimos ya distintos desde bebés, por qué desde los primeros días uno actúa de un modo y no de otro… y ninguno de los estudios o técnicas respondían a semejante pregunta.

Justo al acabar mi análisis, a través de uno de mis pacientes, conocí Reiki después de una maravillosa experiencia energética.

Tuve que aceptar lo innegable, el efecto que noté sin saber que mi paciente hacía Reiki en mi mano aprovechando un momento en que me acerqué.

Ese calor ténue y continuo subía desde mi mano derecha hasta el centro del corazón, como destilando armonía, felicidad y paz.
Al regresar a casa, todos vieron mi rostro cambiado y propuse la experiencia en un seminario.

Fue el principio de un camino, que  a continuación de otros, como el psicoanálisis, me proporcionó una visión más ampliada, ya que nada negó sobre lo anterior, pero me enseñó el camino de la vibración, del Amor Universal, de la transmisión de la Energía de la Fuente, del Plan divino y me llevó a profundizar en la meditación que practicaba de modo intuitivo desde adolescente.

Además pude comprobar que las verdades Zen que nos rodean, se verifican en la clínica diaria.

A través de esta práctica pude comprender parte de las preguntas planteadas. Hoy en día sigo trabajando en ellas y pidiendo inspiración, pero reconozco que el salto evolutivo lo ha propiciado la Energía a través de poder reconectarme a ella y sentir de nuevo lo que nos es dado en nuestra infancia, cuando más conectados estamos con nuestra divinidad.

Posiblemente, sea cual hubiese sido el medio para lograr este reconocimiento (la conciencia del Ser en uno mismo, lo que realmente somos, no tanto aquí, sino en nuestro lugar de Procedencia), hubiera dado estos resultados, pero, en este caso, el conjunto de disciplinas que he disfrutado, y en concreto Reiki y meditación, componen los medios privilegiados que lo han sustentado.

Dentro de todas las personas que vas encontrando en el mundo de Reiki, a principios del 2007, tuve la oportunidad de conocer a la Fundación Sauce en Madrid, su foro y página de Reiki, la Federación Española de Reiki y sobre todo a su principal Maestro: John Curtin.

Fue un encuentro feliz y lleno de compenetración. Son mis amigos de Reiki en Madrid, gente entrañable, y desde junio de 2008 me ofrecieron la moderación del foro de Reiki de Barcelona, y colaborando también en la ponencia sobre Psicología y Reiki que desarrollé para la Federación en el II Congreso Nacional de Reiki en 2010.

A través de su foro y el contacto con sus actividades, he disfrutado mucha belleza y he conocido buenos Reikistas y Maestros, como el moderador de la sección de Yoga Carlos (Chelvis) y tantos otros maestros a los que agradezco su colaboración en esta página.

Os invito a conocer Reiki y cambiar vuestra conciencia, o quizás, solamente a disfrutarlo.  (Agosto 2009)

Ricard Montericardg_k527ae8vro i Costa
Psicólogo y Maestro de Reiki Usui Tibetano,
Karuna Reiki, Reiki Tradicional Japonés,
Bío-Reiki y de Komyo Reiki,
Maestro de Registros Akashicos
Monitor de Meditación y Relajación
Miembro 66 Federación Española de Reiki
Ponente del II Congreso Nacional de Reiki sobre técnicas terapeuticas
Presidente de AGT Asociación Gokai de Terapeutas
Centro colaborador de la Federación Española de Reiki

Reiki Barcelona

Terapia Reiki

Cursos de Reiki

terapia online